miércoles, 25 de enero de 2017

Los Dragones



La sombra oscureció la tierra.
Los pájaros se enredaron en las ramas, apresurados buscando refugio. Todos se olvidaron de cantar. Los animales se escondieron en sus cuevas y los peces se sumergieron hasta lo más profundo de los ríos. Los hombres, los únicos que no sabían qué hacer, se cubrieron las cabezas y las ropas con cenizas y se arrodillaron pidiendo perdón por sus pecados.

Del otro lado del mundo también una sombra oscureció la Tierra.

Los pájaros cantaron sus mejores canciones convencidos de que había llegado la primavera, los animales salieron de sus cuevas y corretearon, alegres, por los campos, porque había llegado el tiempo del amor. Y los peces de las profundidades se asomaron a la superficie de las aguas para recibir los beneficios de la gran sombra. Los Hombres abrieron las puertas de sus casas, elevaron los ojos y se inclinaron en un saludo de alegría.

En las dos puntas del mundo había aparecido un Dragón.




Artículo recomendado: La Oscuridad

jueves, 19 de enero de 2017

El Golpe Mortal



Quien vive la vida de un criminal quiere evitar ser visto como tal. Su oscuro comportamiento le fuerza a ponerse la máscara del hombre común, la máscara del inofensivo.

Los judíos viven la vida de los criminales. Desde el principio, les ha sido revelado por su dios Yavé que su tarea es apropiarse del trabajo de otros y convertirse ellos mismo en amos. Desde el momento en que los judíos decidieron esclavizar a otras naciones cometiendo crímenes contra la humanidad, sabían que se encontraban en un gran peligro. Si sus crímenes llegaban a ser conocidos, corrían el riesgo de aniquilación por la amenazada humanidad. Así que fue necesario ocultar sus planes para la dominación mundial, para mantener a los no-judíos en el abismo de la inconsciencia antes de que diesen cuenta de lo que pasaba.

El curso de la historia mundial deja claro que los judíos han tenido éxito en ocultar el gran peligro del judaísmo mundial para los no-judíos. Son maestros en el arte de desviar sospechas. Incluso han tenido éxito en compeler a los no-judíos a creer que ellos han recibido una misión divina para salvar a la humanidad.  El mandamiento cristiano de amor fraternal que demanda incluso amar a sus enemigos, siempre ha resultado en una tolerancia suicida.

¡Pero no siempre!


"Es suficiente" interrumpe el rabino. Se acerca hasta el niño, estrecha su mano y le dice:

"Tu eres un buen estudiante del Talmud. Te convertirás en un buen judío. Siempre piensa lo que
el Talmud exige de ti. Las enseñanzas y leyes del Talmud son más importantes y deben ser más obedecidas
que las leyes del Viejo Testamento. Las enseñanzas del Talmud son las palabras del dios viviente de los judíos. El que quebranta las leyes del Talmud merece la muerte. Debes reflexionar sobre esto a lo largo de toda tu vida. Si sigues estas leyes te unirás a nuestros bíblicos padres en el cielo judío. ¡Amen!"

- Verso -
"Asesina, roba y engaña
hurta, haz perjurio y estafa.
Esto está permitido a los judíos.
Como todo niño judío sabe.
En el Talmud está escrito.
Lo que los judíos odian y lo que aman.
Lo que los judíos piensan y como viven.
Todo está mandado por el Talmud".

¿Qué clase de personas son el "pueblo elegido"?
¿Qué clase de demonios son?
Fuente: Der Stummer.


 Hubo un hombre que tuvo el valor, la fuerza y el coraje para junto a su pueblo, enfrentar a los demonios que habitan hace milenios el planeta. Ese hombre comenzó una lucha que , más de 70 años después, esta llegando a su final. Es hora del golpe final. Es hora del golpe mortal. Es hora de ser libres. Es hora de romper las cadenas mentales que nos impiden romper las cadenas físicas que nos atan a una existencia sin sentido ni propósito.
Es hora de terminar lo que este hombre y su pueblo comenzaron.

«nuestro frente se opone tanto a la derecha como a la izquierda. Y es así como llegamos al sorprendente extremo de que las dos facciones que se combaten mutuamente entre sí se pongan en guardia contra nosotros. Los rojos aúllan tildándonos de reaccionarios, y para los reaccionarios somos bolcheviques. Por todas partes el judío entona la marcha de ataque contra nosotros. Las capas humildes no alcanzan a verlo, aún no alcanzan a verlo, y en consecuencia, llevados de su ignorancia, nos odian; la capa privilegiada lo ve, pero piensa poder servir a sus objetivos en su propio provecho, y en consecuencia intenta derribarnos por la espalda, movida más por su falta de escrúpulos. Hace falta una buena dosis de fe para no perder el valor en semejante trance».«Gracias a Dios contamos con ella por quintales»,

«No hay expresión que tanto nos halla llegado hasta lo profundo del corazón como la de “¡No temáis!”

Adolf Hitler