viernes, 22 de abril de 2016

El Desagradecido




El desagradecido no se da cuenta que padece esa enfermedad, de modo que ni siquiera le salta el remordimiento. Actúan como si el mundo tuviera la obligación de darle todo.

El desagradecido vive en una constante confusión sobre lo que merece recibir y todo lo que le dan, porque "es lo menos que podrías haber hecho por él".

El desagradecido termina recibiendo cada día menos de su entorno.

El desagradecido, si es que alguna vez reacciona, es porque ha perdido lo que siempre tuvo y nunca se dio cuenta.

El desagradecido sufre su mala memoria, siempre olvida a sus Maestros que le enseñaron, lo protegieron, confiaron en él, lo alimentaron y en gran medida hicieron lo que hoy es.

El desagradecido que abandona a su Maestro, generalmente justifica su accionar, alegando su fobia al adoctrinamiento, confundiendo adoctrinar con maestría y experiencia con sabiduría.

El desagradecido esta tan confundido, que piensa que puede igualar en pocos años lo que el Maestro ha logrado conseguir en varias vidas.

En cambio el agradecimiento, no tiene nada que ver con el arrodillamiento del agradecido, sino por el contrario con el VALORAR lo recibido y en virtud de esto manifestar el RESPETO y ADMIRACIÓN que el Maestro merece.

Un verdadero Maestro jamás olvida a sus Maestros. Un verdadero Maestro es el mayor agradecido.

"Nuestros maestros siempre serán nuestros maestros, con el tiempo pueden convertirse en queridos amigos, compañeros o hermanos, pero siempre serán nuestros maestros, así como nuestros padres siempre serán nuestros padres pese a que tengamos muchos años y nos veamos iguales a ellos. Nunca debemos olvidar los acontecimientos del camino recorrido, y menos aún el camino que nos queda por recorrer, porque si el olvido nos alcanza, borrará los pasos caminados, borrará el camino y borrará al caminante, dejando solo la ilusión de haber llegado sin camino, la ilusión de tener un título de maestría sin maestros, cuando solo somos tristes egos engañados por la soberbia y el olvido. No se olvide, no somos el fin ni la causa en este camino, solo somos los instrumentos de algo mayor, somos los ejecutores de los designios de la existencia, intentando recordar no olvidar". Morféo de Gea



5 comentarios:

  1. "En cambio el agradecimiento, no tiene nada que ver con el arrodillamiento del agradecido, sino por el contrario con el VALORAR lo recibido y en virtud de esto manifestar el RESPETO y ADMIRACIÓN que el Maestro merece."
    gracias, gracias, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Gracias es un musculo, que se entrena dia a dia. Lo que recibimos se mide por lo que damos . Quien crea que recibe poco...

    Pues eso . Gracias como siempre, por sabias palabras en dias de necedad . Hacen mucha falta .

    ResponderEliminar
  3. "En cambio el agradecimiento, no tiene nada que ver con el arrodillamiento del agradecido, sino por el contrario con el VALORAR lo recibido y en virtud de esto manifestar el RESPETO y ADMIRACIÓN que el Maestro merece."
    gracias, gracias, gracias.

    ResponderEliminar
  4. Estoy muy agradecida con El Maestro y mis Maestros.
    Gracias

    ResponderEliminar