martes, 20 de septiembre de 2011

Abrazos...



Abrazar es saludable: favorece el sistema
inmunitario, te mantiene sano, cura la depresión,
reduce el estrés, induce el sueño, vigoriza,
rejuvenece, no tiene efectos colaterales
indeseables... en una palabra, es una droga
milagrosa.
Abrazar es lo más natural. Es orgánico,
naturalmente dulce, no lleva pesticidas ni
conservantes ni ingredientes artificiales y es sano
al cien por cien.
Abrazar es prácticamente perfecto. No tiene
partes mecánicas, ni pilas que se gasten, ni exige
chequeos periódicos, es de bajo consumo energético,
alto rendimiento, a prueba de inflación, no
engorda, no exige pagos mensuales ni seguros, a
prueba de robos, no está gravado con impuestos, no
contamina y, por supuesto, es completamente
reciclable.
Fuente desconocida

El Amor, la única fuerza creativa



Por dondequiera que vayas, difunde el amor: ante todo en tu propia casa. Brinda amor a
tus hijos, a tu mujer o tu marido, al vecino de al lado... No dejes que nadie llegue jamás
a ti sin que al irse se sienta mejor y más feliz. Sé la expresión viviente de la bondad de
Dios; bondad en tu rostro, bondad en tus ojos, bondad en tu sonrisa, bondad en tu
cálido saludo.
Madre Teresa de Calcuta

Un profesor universitario quiso que los alumnos de su clase de sociología se
adentrasen en los suburbios de Boston para conseguir las historias de
doscientos jóvenes. A los alumnos se les pidió que ofrecieran una evaluación del
futuro de cada entrevistado. En todos los casos los estudiantes escribieron: «Sin
la menor probabilidad». Veinticinco años después, otro profesor de sociología
dio casualmente con el estudio anterior y encargó a sus alumnos un
seguimiento del proyecto, para ver qué había sucedido con aquellos chicos. Con
la excepción de veinte individuos, que se habían mudado o habían muerto, los
estudiantes descubrieron que 176 de los 180 restantes habían alcanzado éxitos
superiores a la media como abogados, médicos y hombres de negocios.
El profesor se quedó atónito y decidió continuar el estudio.
Afortunadamente, todas aquellas personas vivían en la zona y fue posible
preguntarles a cada una cómo explicaban su éxito. En todos los casos, la
respuesta, muy sentida, fue: «Tuve una maestra».
La maestra aún vivía, y el profesor buscó a la todavía despierta anciana
para preguntarle de qué fórmula mágica se había valido para salvar a aquellos
chicos de la sordidez del suburbio y guiarlos hacia el éxito.
—En realidad es muy simple —fue su respuesta—. Yo los amaba.

Eric Butterworth

domingo, 18 de septiembre de 2011

Cielo e Infierno


Un samurai fue a visitar a un viejo sabio para plantearle una duda que lo atormentaba.

-Señor, estoy aquí porque necesito saber si existen el infierno y el paraíso.

-¿Quién lo pregunta? -contestó el maestro.

-Un guerrero samurai.

-¿Tú un samuray? -se burló el maestro

-. ¿Con esa cara de idiota que tienes?

El guerrero no daba crédito a lo que oía

-Seguro que además de estúpido eres un cobarde

-se mofó de nuevo.

La ira se adueñó del samurai que desenvainóinstintivamente su sable.

-¡Ahora se abren las puertas del infierno!

-gritó el anciano.

El guerrero comprendió de súbito la actitud del maestro y guardó su sable avergonzado.

-¡Ahora se abren las puertas del paraíso!

-exclamó de nuevo el maestro

martes, 6 de septiembre de 2011

Querida Mujer:

Venimos aquí hoy a tí como hombres comprometidos en ser mas conscientes en todos los sentidos.

Sentimos un profundo amor, respeto y un sentimiento creciente de adoración por los dones de lo femenino.

También sentimos profunda tristeza por las acciones destructivas del inconsciente masculino en el pasado y el presente. Queremos pedirte disculpas y reparar esas acciones, a fin de dar a luz una nueva era de co-creación contigo.

Al yo ser ser cada vez más consciente, me doy cuenta del rol de las energías masculinas y femeninas: dentro de mí, en tí y en toda la vida.

Sé que todos tenemos acceso a todo el espectro de estas energías.

También siento un creciente despertar a una dimensión más allá de todas las dualidades, libre y abierta... como el cielo.

Me comprometo a vivir y administrar una masculinidad que nos honre y celebre como iguales.

Sé que con el fin de honrarte realmente como mujer multidimensional,

debo estar plenamente presente en mí, y en los dones que poseo para compartir contigo.

Juntos podemos crear grandes milagros al nutrirnos el uno al otro de una manera consciente, tratándonos con reverencia y respeto, y adorando la divinidad expresada tanto en la energía masculina como en la femenina.

Como hombres, nuestra relación con el Femenino ha sido casi siempre inconsciente

Siento mucha pena que por tanto tiempo la Mujer y la Energía Femenina hayan sido subyugadas y oprimidas.

A través de la historia los hombres te han violado y abusado, quemado en la hoguera... comprado y vendido tu cuerpo a cambio de placer sexual ocupando posiciones políticas y religiosas de poder relegándote a posiciones serviles, obligándote a tapar tu cara e incluso mutilar tus órganos sexuales de placer

Puede que yo mismo no haya hecho esto, pero soy consciente de las fuerzas inconscientes de la psique masculina que se han sentido amenazadas por el Femenino y por eso han buscado dominarlo.

Muchos de los hombres que te han suprimido y abusado ya no están vivos.

Dentro de los que vivimos, aún muchos hombres nos serán capaces de disculparse... porque viven encadenados en una prisión de ira, verguenza y miedo

En nombre de todo mi género, te pido disculpas por nuestras acciones inconscientes cuando estábamos iracundos y asustados, en las manos destructivas de nuestra psique

Yo elijo no contribuir mas con esas fuerzas. y a no ser dirigido por ellas en mi propia vida.

Te ofrezco estas disculpas con la esperanza de poder comenzar de nuevo en un espíritu de co-creación.

Yo reconozco que las religiones de los últimos miles de años han sido principalmente fundadas y propagadas por los hombres.

Pero todo lo que hemos realmente conocido es la expresión masculina de esas cosas.

Como resultado, hemos suprimido espiritualidades más sinceras, conectivas, e inclusivas.

Me comprometo ahora también en honrar la espiritualidad basada en la divinidad femenina.

Como hombres, nuestra relación con nuestro planeta y sus recursos a menudo ha sido motivada por la competencia, la adquisición y el dominación.

Hemos creído erróneamente que la expansión podría protegernos de la usurpación y en el proceso violamos el carácter sagrado de la Tierra y perturbamos sus ritmos naturales.

Me comprometo a escuchar a la intuición que tienes de cómo sanar nuestro planeta y hacerlo prosperar.

Honro tu intuición y tu profunda capacidad de sentir.

Como hombres, a menudo hemos devaluado los sentimientos y la intuición en favor de una visión dominada por los datos y la lógica.

Esta forma de ser parecía necesaria para mover a la humanidad más allá de la superstición y la animalidad, pero en el proceso hemos perdido en gran parte el corazón por la vida.

Me comprometo a respetar las artes de la sensibilidad, la intuición y la sabiduría del corazón femenino, para que juntos podamos integrarlas en una visión equilibrada de la vida, que honre e incluya todas las sabidurías.

Honro la belleza y la integridad de tu cuerpo.

Cuando a través de nuestros cuerpos nos cuidamos el uno al otro con devoción consciente, no hay fronteras para el amor que podemos generar.

Siento dolor que los hombres hayamos utilizado tu belleza como una forma de comercio en la prostitución y la pornografía.

En manos de la lujuria, a menudo carecimos de las habilidades para intimar con gracia o para tomar un "NO" por respuesta.

Adopto una postura en contra de cualquier forma de comercialización forzada o sin alma de la belleza de la mujer, y respeto tu cuerpo porque te pertenece a tÌ.

Honro tu capacidad para la resolución pacífica de los conflictos, tu capacidad para disculparte con eficacia y perdonar con gracia.

Nosotros, los hombres hemos librado guerras sin fin sobre nuestros desacuerdos...

En el acto de defensa de nuestras tierras y de proteger a nuestras familias, nos convertimos en adictos a la lucha misma.

Por el contrario, es raro encontrar a una invasión o una guerra instigada por una mujer. y por la violación, el asesinato, los corazones rotos y las familias que resultaron dañadas a raíz de ellas.

Damos la bienvenida a tu sabiduría en la creación de un mundo que pueda vivir sin recurrir a la destrucción.

Honro tu capacidad de escuchar a tu cuerpo y sus necesidades de alimentación, descanso y recreo.

Yo celebro tu capacidad de prestar atención a lo que es aquí y ahora.

Como hombres, nuestra preocupación con las metas y los resultados a menudo nos han dejado exhaustos y no nos ha permitido estar disponibles para una relación.

Sabemos que también las arrastramos a este desbalance, frustrando a menudo su deseo de conectarse con nosotros.

El tiempo para alcanzar una manera centrada de ser, esta ya sobre nosotros.

Doy la bienvenida a tu sabiduría para mantener el equilibrio en nuestros cuerpos y en las formas de encontrarnos.

Honro tu sentido de la justicia compasiva.

En nuestro sistema de justicia, los hombres hemos dominado a través de jueces y policías construído prisiones y reverenciado el principio del castigo.

Te doy la bienvenida a trabajar juntos en traer el corazón de regreso a nuestro sistema de justicia.

También sé que la economía mundial ha estado dominada por el inconsciente masculino, creando a menudo un sentido de la escasez y la codicia.

Como resultado, muchas personas han quedado pobres y desposeídas.

A través de tu sentido natural de la crianza y la abundancia, sé que podemos trabajar juntos para crear una economía global verdaderamente consciente y amorosa.

Al pedirte disculpas por los daños que los hombres te han causado, reconozco que yo y muchos de mis hermanos también se han sentido heridos por nuestras madres, nuestras hermanas, nuestros parejas y ex parejas.

Estoy dispuesto a sentir ese dolor totalmente dentro de mÌ... y dejarlo ir.

Te perdono por cualquier forma en que puedas haber actuado inconscientemente, como yo me perdono a mÌ mismo y a mi género por nuestro caminar dormido.

A partir de este día, y siguiendo adelante el camino, me comprometo a tratar a tu corazón como el templo sagrado que es, y me comprometo a honrar lo femenino en ti y en mÌ y en mi relacion con toda la vida.

Sé que al dejar atrás el pasado y unir las manos en el presente, podemos crear una verdadera sinergia de nuestras fortalezas.

Juntos, no hay nada que no se pueda lograr.

Juntos, podemos hacer milagros.

Juntos, podemos hacer milagros.

milagros..., milagros..., milagros...

viernes, 2 de septiembre de 2011

Diez ruegos al ser humano

DIEZ RUEGOS AL SER HUMANO:

1º- Mi vida dura unos 10 o 15 años. Cada separación de ti es para mí un sufrimiento. Piénsalo bien antes de adquirirme.

2º- Dame tiempo para comprender lo que quieres de mi.

3º- Infúndeme confianza, vivo de ella.

4º- No te enojes demasiado conmigo y no me encierres como castigo. Tú tienes tu trabajo, tus diversiones y tus amigos. ¡Yo sólo te tengo a ti!.

5º- Habla conmigo de vez en cuando.

6º- Aprende a tratarme como es debido. Yo nunca lo olvido.

7º- Antes de pegarme, piensa que mis mandíbulas podrían destrozar fácilmente los huesecillos de tu mano y, sin embargo, no hago uso de ellas.

8º- Antes de que me taches de inútil, testarudo o perezoso cuando me pides que haga algo, piensa que ha podido hacerme daño la comida o que he estado demasiado rato al sol o que mi corazón esta cansado.

9º- Ocúpate de mí cuando llegue a viejo; también tú lo serás algún día.

10º- Quiero que estés a mi lado cuando llegue ese difícil trance.

No digas nunca no puedo resistirlo o que suceda cuando yo no me halle presente. Todo me resultara más fácil si estás conmigo

miércoles, 17 de agosto de 2011

Tres simples reglas



La primera es: No me creas.No tienes que creerme, sino pensar y hacer elecciones. Cuando te digo algo, cree en lo que túquieras creer, pero sólo si tiene sentido para ti, si te hace feliz. Si te conduce hacia tu despertar,entonces haz esa elección y cree en ella. Soy responsable de lo que digo, pero no soy responsablede lo que tú comprendas. Vivimos en un sueño completamente diferente. Aunque lo que yo digosea absolutamente cierto para mí, no significa que tenga que serlo para ti. La primera regla resulta muy sencilla: No me creas.

La segunda regla es más difícil: No te creas a ti mismo.No te creas todas las mentiras que te dices: todas esas mentiras que tú nunca escogiste, pero que fuiste programado para creer. No te creas a ti mismo cuando te dices que no eres lo bastante bueno ni lo bastante fuerte ni lo bastante inteligente. No te creas tus propias limitaciones y dificultades. No te creas que no eres digno de amor o de felicidad. No te creas que no eres bello. No te creas ninguna cosa que te haga sufrir. No creas en tu desdicha. No creas en tu propio Juez o en
tu propia Víctima. No te creas la voz interior que te dice que eres un estúpido, que te dice que te suicides. No te la creas porque no es verdad. Abre tus oídos, abre tu corazón y escucha. Cuando oigas que tu corazón te conduce hacia la felicidad, entonces haz una elección y mantenla. Pero note creas a ti mismo sólo porque es algo que estás acostumbrado a decir, porque más del ochenta por ciento de las cosas que crees se basan en la mentira: no son verdad. La segunda regla es difícil:No te creas a ti mismo.

La tercera regla es: No creas a nadie.No creas a otras personas porque todas mienten constantemente. Cuando hayas curado tus heridas emocionales y no sientas la necesidad de creer a otras personas sólo para ser aceptado, lo verás todo más claro. Verás si es negro o blanco, si es o no es. Lo que ahora mismo es, quizá no lo sea dentro de unos pocos instantes. Lo que ahora no está bien quizá lo esté dentro de unos momentos. Todo cambia muy rápido pero, si eres consciente, podrás ver cómo acontece. No creas a los demás porque utilizarán tu propia estupidez para manipular tu mente. No le creas a una mujer que te diga que proviene de las Pléyades y que quiere salvar el mundo. ¡Malas noticias! No necesitamos que nadie venga a salvar el mundo. El mundo no necesita a intrusos que vengan del exterior a salvarnos. El mundo está vivo; es un ser vivo y es más inteligente que todos nosotros juntos. Si creemos que el mundo necesita ser salvado, pronto llegará alguien y dirá: «Bien, hay que escapar del planeta porque va a chocar contra nosotros un cometa. Mátate y ¡boom!, alcanzarás al cometa e irás al cielo». No creas en ese tipo de historias. Crea tu propio sueño del cielo; nadie puede hacerlo por ti. Sólo el sentido común será capaz de conducirte hacia tu propia felicidad, tu propia creación. La regla número tres resulta difícil porque necesitamos creer en otras personas.No creas en ellas.No creas en mí, no creas en ti y no creas en nadie más. Cuando no crees, todo lo que no es verdad desaparece como por arte de magia en este mundo de ilusión. Todo es lo que es. No necesitasjustificar lo que es verdad; no tienes que dar explicaciones. Lo que es verdad no necesita el apoyo de nadie.

Extracto del Libro:Maestría del Amor del doctor Miguel Ruiz Maestro de la escuela tolteca de tradición mística

martes, 16 de agosto de 2011

Cuando despiertes...



Cuando despiertes por la mañana, agradécele al Creador, a las cuatro direcciones, a la Madre Tierra, al Padre Cielo, y a todas nuestras relaciones, por la vida dentro de ti y por toda la vida a tu alrededor.

Recuerda que todas las cosas están conectadas. Todas las cosas tienen propósito. Considera rendir un “obsequio” distribuyendo tus posesiones a otros que están en necesidad. Estás atado a tus palabras, las cuales no pueden romperse a no ser con el permiso de aquellos a los que se les prometió. Busca armonía y equilibrio en todas las cosas. Siempre es importante recordar dónde estás en relación a todo lo demás y contribuir al Círculo de cualquier manera que puedas, siendo un “ayudante” y protector de la vida. Compartir es la mejor parte de recibir.

Ejerce silencio y paciencia en todas las cosas, como un reflejo de auto-control, resistencia, dignidad, reverencia, y calma interna. Ejerce modestia en todas las cosas, evitando fanfarroneo y comportamiento llamativo que atraiga atención hacia ti mismo. Conoce las cosas que contribuyen a tu bienestar, y aquellas cosas que conducen a tu destrucción. Siempre pide permiso, y da algo por todo lo que es recibido, incluyendo agradecer, y honrar todas las cosas vivientes.

Sé consciente de lo que está a tu alrededor, de lo que está dentro de ti, y siempre muestra respeto. Trata con respeto a cada persona, desde el niño más pequeño hasta el anciano más viejo. No mires fijamente a otros; baja tu mirada como una señal de respeto, especialmente en presencia de Ancianos, maestros, u otras personas honradas. Siempre da una señal de bienvenida cuando pase un amigo o un extraño. Nunca critiques o hables sobre alguien de una forma negativa perjudicial.

Nunca toques sin permiso algo que le pertenezca a alguien más. Respeta la privacidad de cada persona, asegurándote de nunca inmiscuirte en los momentos tranquilos o en el espacio personal de alguien. Nunca interfieras en los asuntos de otro haciendo preguntas u ofreciendo consejos. Nunca interrumpas a otros. En el hogar de otras personas, sigue sus costumbres más que las tuyas. Trata con respeto a todas las cosas sagradas de otros, ya sea si las entiendas o no.

Trata a la Tierra como tu madre; entrégale, protégela, hónrala; muestra profundo respeto por aquellos del mundo animal, mundo de las plantas, y mundo mineral. Escucha la orientación ofrecida por todo tu entorno; espera que esta orientación venga en forma de oración, sueños, soledad silenciosa, y en palabras y hechos de Ancianos sabios, y amigos. Escucha con tu corazón. Aprende de tus experiencias, y siempre sé abierto a las nuevas. Siempre recuerda que una sonrisa es algo sagrado, para ser compartido.

Vive cada día cuando llegue...

lunes, 15 de agosto de 2011


No sé si dan cuenta, pero no se ven fronteras por ningún lado...

¿Quién es el pobre?



Un día de verano, un padre estaba en su cama pensando a dónde llevar a su hijo y decidió llevarle al campo a una casa de una gente humilde, para que viera cómo es vivir allí y lo que tienen los humildes campesinos. Se pasaron un día entero y al día siguiente, mientras volvían en su carruaje el padre le preguntó a su hijo.

-¿Te gustó el viaje que hemos hecho?

-Me encantó, padre. Todo es precioso, la naturaleza, los pájaros...¡todo!

-Pero lo importante es si has aprendido lo pobre que puede llegar a ser la gente.

-Sí, por suerte o desgracia.

-Y...¿qué has sacado de todo?

-Que nosotros tenemos un perro y ellos tienen cuatro, que nosotros tenemos lámparas que vienen de Italia y ellos tienen las estrellas, que nosotros tenemos una valla que limita nuestro jardín y ellos tienen un riachuelo sin fin, que ellos se tienen, se quieren, hacen lo posible por ayudarse entre ellos y a nosotros nos lo hace un criado.

Después de todo ésto, el padre se quedó mudo, no sabía qué decir, no podía reaccionar, hasta que el hijo, mirándo por la ventana del carruaje, dijo:

-Gracias papá, por enseñarme lo pobres que somos. Muchas cosas nos rodean que son invisibles a nuestra vista, aprendamos a apreciar esas pequeñas cosas y aferrémonos a ellas.

Lección de optimismo

Joaquín V. Gonzalez

Ya véis que no soy un pesimista ni un desencantado, ni un vencido, ni un amargado por derrota ninguna: a mí no me ha derrotado nadie; y aunque así hubiera sido, la derrota sólo habría conseguido hacerme más fuerte, más optimista, más idealista; porque los únicos derrotados en este mundo son los que no creen en nada, los que no conciben un ideal, los que no ven más camino que el de su casa o su negocio, y se desesperan y reniegan de sí mismos, de su patria y de su Dios, si lo tienen, cada vez que les sale mal algún cálculo financiero o político de la matemática de su egoísmo.

¡Trabajo va a tener el Enemigo para desalojarme a mí del campo de batalla! El territorio de mi estrategia es infinito, y puedo fatigar, desconcertar, desarmar y aniquilar al adversario, obligándolo a recorrer distancias inmensurables, a combatir sin comer, ni beber, ni tomar aliento, la vida entera, y cuando se acabe la tierra, a cabalgar por los aires sobre corceles alados, si quiere perseguirme por los campos de la imaginación y del ensueño. Y después el Enemigo no puede renovar su gente, por la fuerza o el interés, que no resisten mucho tiempo; y entonces, o se queda solo, o se pasa al Amor, y es mi conquista, y se rinde con armas y bagajes a mi ejército invisible e invencible.